Solo la educación garantiza la continuidad. AMIA - FEJA